Los colores dan vida a todo, y sobre todo si los sabes combinar como corresponde. Acá te dejamos una guía para que le saques el máximo provecho a tus anteojos, tus complementos y a tu look.

Para pieles blancas

El secreto de una buena combinación es saber mezclar colores que realcen tu belleza natural, por lo mismo si tu tono de piel es más frío y tienes el pelo oscuro, los tintes que te harán ver mejor son el rosado, verde, azul, gris, o púrpura, todos en sus versiones suaves o en tonos pastel.

Para pieles cálidas

En el caso de que tu piel sea más cálida, las tonalidades que te favorecerán serán el naranjo, amarillo, rojo, burdeo o café, además te recomendamos que si decides utilizar accesorios como un collar o unas pulseras, estas sean de color dorado.

Por otro lado, si eres de tinte pelirrojo no lleves matices amarillos o rojos, el poco contraste podría jugarte una mala pasada.

Por último, si eres de las que cultiva un look sencillo, de un solo color o de colores pasteles, una buena forma de mejorar tu outfit es llevar anteojos del tipo havana, con ellos lograrás un mayor contraste, dando más vida a tu estilo.